HISTORIA

El servicio de asistenMujeres-Unidascia a mujeres
que han sufrido
agresiones sexuales se inició hacia el año 1982, gracias al esfuerzo e impulso de unas profesionales y de un grupo de mujeres que habían sido, directa o indirectamente, víctimas de alguna agresión sexual (quisiéramos señalar que hasta el momento de la creación de la Asociación como entidad en sí misma, las profesionales, se hacían cargo desinteresadamente sin ningún tipo de exigencia ni retribución económica de toda la asistencia jurídica y psicológica de las mujeres que así les pedían).

Más adelante, gracias al esfuerzo de estas profesionales y del grupo de mujeres, empezó a surgir la idea de crear una asociación para dar respuesta a la necesidad de conseguir: en primer lugar, atención, soporte, apoyo y solidaridad; y, en segundo lugar, asistencia jurídica y psicológica, sin que ello quisiera significar un gasto económico, es decir, que fuera inmediata y gratuita , accesible a todas las personas que hubiesen sufrido violencia sexual.

Finalmente, en el año 1991 se crea la Asociación  de Asistencia Mujeres Agredidas Sexualmente/Associació d’Assistència a  Dones Agredides Sexualment (A.A.D.A.S.) como una entidad con el número de registro 12.516 y se definen los Estatutos propios para su funcionamiento. AADAS se federa con las otras asociaciones homólogas que hay en el Estado Español, configurando lo que actualmente se conoce como: FAMUVI-Stop violencia sexual.  La sede de la Federación de Asociaciones de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales se encuentra en Madrid. A través de la Federación, se solicita y consigue la primera subvención por parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Sin embargo, desde los inicios de la Asociación y gracias a numerosas gestiones realizadas por miembros de la Asociación de forma totalmente voluntaria se llega a la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona y se consigue una subvención del lnstituto Catalán de la Mujer.

En 1996 se concede a la Federación de Asociaciones por parte del Ministerio del Interior, la declaración de Utilidad Pública. Y en 1997, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales nos concede la Cruz de Plata de la Orden Civil de la Solidaridad Social entregada por la Reina de España.

Hoy en día, estas ayudas siguen existiendo, configurando un modesto presupuesto, especialmente precario en los últimos años.

Lo fundamental para que A.A.D.A.S. continue con su labor es el esfuerzo de todos las personas que colaboran con la Asociación, sea de una manera profesional (psicóloga, coordinadora, abogada)  y/o voluntaria (junta directiva , socias, personas voluntarias, empresas, entidades sociales …).  Las Colaboraciones e implicación de nuestra sociedad son básicas para seguir trabajando en la lucha contra esta problemática tan invisibilizada y estigmatizada.

Guardar

Guardar

Guardar